Miércoles 28 de Octubre de 2020
15:59:08

Mejorando la eficiencia y el servicio al cliente en sistemas de riego - Sistema de operación y planificación de Murrumbidgee Irrigation (Australia)

Murrumbidgee Irrigation Ltd.

Áreas de Actividad: Sistemas de Información

Sectores de Actuación: Modernización de Riego

 

 

“El enfoque innovador del proyecto MIOPS ha supuesto una mejora significativa para los equipos de operación y planificación de MI. La mejora en la gestión de la información y las capacidades de Business Intelligence reforzarán todas nuestras áreas de negocio .“
Dave Gilbert - Director Ejecutivo de Planificación, Murrumbidgee Irrigation

Frente a los retos futuros en materia de disponibilidad de agua, la comunidad de regantes Murrumbidgee Irrigation tuvo que comprender mejor la hidráulica de su red de riego con la finalidad de mejorar la eficiencia en la distribución de agua sin comprometer la calidad del servicio ofrecida a los regantes.

Para ello, Murrumbidgee Irrigation Ltd (MI) contrató a Adasa con el fin de implementar un Sistema de Soporte a la Decisión para aumentar la eficiencia de su sistema de distribución, mejorar la planificación de las necesidades hídricas y de infraestructura a corto y a medio plazo, y evaluar las peticiones de transferencia de dotaciones de agua.

Murrumbidgee Irrigation es una de las compañías privadas de regadío más grandes de toda Australia. Actualmente da servicio a más de 3.200 propiedades distribuidas entre más de 2.500 clientes. Las redes de distribución y drenaje de MI han ayudado a crear una región agrícola diversa y altamente productiva con una extensión de 660.000 ha, de las cuales aproximadamente 120.000 ha son de riego intensivo.

Adasa diseñó e implementó el Sistema de Operación y Planificación de Murrumbidgee Irrigation (llamado MIOPS, su acrónimo en inglés) con la finalidad de dar respuesta a las necesidades procedentes de un sistema de suministro bajo demanda y con diferentes tipos de operación, abarcando la operación local, operación manual remota y operación totalmente automatizada.

Los sistemas de riesgo bajo demanda requieren de datos simulados en tiempo real para minimizar los problemas asociados a la toma de decisiones de carácter reactivo.

Los principales beneficios aportados por el sistema MIOPS han sido, en primer lugar, una clara mejora del proceso de toma de decisiones gracias al acceso rápido y sencillo a la información procedente de varias fuentes y, en segundo lugar, un mejor conocimiento del comportamiento de la red gracias al uso de “datos virtuales” en tiempo real y de predicción, generados por modelos de simulación. La información utilizada procede de dos sistemas de SCADA distintos, estaciones de aforo de MI y de la red hidrométrica del estado de New South Wales, imágenes satelitales, observaciones meteorológicas (condiciones climáticas y evapotranspiración) de la Agencia de Meteorología (BOM) y del CSIRO, y datos procedentes de sistemas internos de MI, tales como su sistema de gestión de petición de agua, el sistema de facturación y distintas bases de datos con información de infraestructura y de clientes y capas geográfica de parcelas, infraestructura y redes de distribución y drenaje.

Al mismo tiempo, mejorando la calidad y consistencia de los datos, se ha incrementado el nivel de servicio ofrecido a los clientes mediante la aportación de herramientas para evaluar las peticiones de transferencia de dotaciones de agua y a la redistribución equitativa de peticiones de riego, con el fin de satisfacer tanto las expectativas de los clientes, como el cumplimiento de la política de empresa en materia de servicio, agua y medioambiente.

BENEFICIOS

· Maximización del uso de agua disponible en el sistema mediante un mejor almacenamiento, captura y reutilización, y optimización del uso del excedente de escorrentía y desajustes en las peticiones de riego.
· Mejora del conocimiento en la planificación y operación asociada a la distribución de agua, a la aprobación de las peticiones de riego y al mantenimiento y mejora de la infraestructura.
· Mejora en la previsión de demanda de agua, hecho que contribuye a optimizar posibles desviaciones, a incrementar la disponibilidad de agua para los clientes y a mejorar la calidad del servicio suministrado.
· Mejora en la planificación de activos y en la previsión de la demanda a largo plazo.
· Reducción del riesgo empresarial y el riesgo en el suministro de agua durante periodos de escasez mediante una mejor evaluación de las necesidades hídricas.