Miércoles 28 de Octubre de 2020
15:06:19

Automatización de la red de saneamiento de Barcelona

Ayuntamiento de Barcelona

Áreas de Actividad: Sistemas de Automatización y Control

Sectores de Actuación: Redes de Saneamiento

 

 

El Ayuntamiento de Barcelona elaboró el año 1997 un plan especial del alcantarillado de Barcelona, denominado PECLAB-97. Este plan tenía los objetivos de analizar las deficiencias funcionales y estructurales del alcantarillado de la ciudad y proponer las acciones necesarias para solucionar los problemas detectados.

Adasa ha tenido un papel activo en dicho plan siendo una de sus actuaciones iniciales analizar y controlar los niveles de agua que pasan por los colectores mediante una red de sensores de nivel comunicados con el centro de control que gestiona el alcantarillado de Barcelona, localizado en las oficinas de Clabsa.

Estos sensores son de dos tipos: Los que entran en contacto con el agua (de tipo piezoresistivo) o los que no están en contacto con el agua que utilizan la técnica de los ultrasonidos y/o radar. Dichos sensores están conectados a una estación remota que recoge la medición en continuo y almacena un histórico de la tendencia de nivel de cada punto. Paralelamente los datos son transmitidos al centro de control para analizar las variaciones de nivel.

La estación remota utilizada permite gran variedad de comunicaciones según cada caso: sistemas de comunicación vía radio, con línea telefónica RTC, RDSI, con línea GPRS y mediante fibra óptica.

La instalación de estos sensores ha servido de gran ayuda para detectar las necesidades de ampliación de algunos colectores y, sobretodo, para el estudio de la ubicación de los estanques de tormentas o depósitos de aguas pluviales instalados en Barcelona.

Adicionalmente, existe una red de pluviómetros que advierten sobre la intensidad de las precipitaciones y las zonas de la ciudad donde tienen lugar. La información obtenida es muy útil para verificar que el incremento de nivel de algunos colectores es debido a la lluvia y no a algún vertido incontrolado.

Gracias al plan de actuación PECLAB-97, se han realizado una serie de inversiones que han evitado inundaciones de la ciudad condal, provocadas por el hecho que toda el agua de las montañas confluye en el centro de la ciudad a causa de la orografía del terreno.

Actualmente existe una red de más de 80 estaciones remotas comunicadas con el centro de control, con más de 25 pluviómetros, más de 90 limnímetros de nivel en colector y 10 estanques de tormentas.