Viernes 4 de Diciembre de 2020
09:40:50

Diseño, desarrollo, implantación y explotación de la red de estaciones automatizadas de control de las aguas residuales (EACAR)

Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Confederación Hidrográfica del Guadiana)

Áreas de Actividad: Calidad del Medio

Sectores de Actuación: Redes de Saneamiento, EDAR

 

 

Dentro de la preocupación que supone la minimización de los efectos de los diferentes vertidos al medio ambiente, y de la optimización de la calidad de los mismos, Adasa ha realizado el diseño, desarrollo, implantación y explotación de un sistema que permite el seguimiento de los vertidos de las estaciones depuradoras (EDARs), mediante una red automática de estaciones de control en continuo.

Los beneficios obtenidos a partir de las redes EACAR son diversos, destacándose la mayor capacidad de control y gestión del sistema. Por un lado, dichas redes aportan un elevado conocimiento de forma continua del nivel de calidad del efluente de vertido al medio, permitiendo detectar, con prontitud, situaciones de riesgo y agilizar la toma de medidas para su minimización. Por otro lado, EACAR pone al servicio del organismo de control una potente herramienta que permite un mayor conocimiento de los modelos de rendimiento de las diferentes EDARs, otorgándole la capacidad de anticiparse ante posibles desviaciones de funcionamiento, previendo y minimizando sus consecuencias al medio receptor, así como en un nivel superior, una modelización del sistema.

La disponibilidad del análisis del efluente en continuo supone un avance notable en los sistemas tradicionales de control utilizados hasta ahora. Estos sistemas tradicionales se basan en campañas periódicas de toma de muestras y posterior análisis en laboratorio de las mismas, con periodicidades típicas de frecuencia mensual, restando de forma notable la capacidad de detectar episodios reiterados y más o menos puntuales, que debido a su capacidad de alteración del medio receptor, hacen de la rápida detección de dichos episodios un objetivo prioritario. De esta manera, se eliminan los inconvenientes de no disponer únicamente de datos de manera “esporádica”, frente a la capacidad de conocer de forma “continua y permanente” el estado de las aguas y, de este modo, garantizando la capacidad de “modelización” en caso de episodios y situaciones anómalas.

Asimismo, el control en continuo de las instalaciones permite al explotador conocer de forma precisa el rendimiento de la planta y asegurar una optimización de explotación de la misma.