Domingo 27 de Septiembre de 2020
15:04:29

Telecontrol de la calidad de las aguas residuales del saneamiento de Terrassa

Julio 2010 

En la actualidad Adasa está finalizando la implantación de una red automática de telecontrol de la calidad de las aguas residuales e infraestructuras asociadas de la red de alcantarillado de Terrassa, con el objetivo de efectuar la caracterización de los emanantes de la red, la detección de vertidos, la automatización de infraestructuras y el análisis de información preventiva para un funcionamiento más eficiente de la depuradora.

El proyecto contempla la implantación de 4 estaciones de control de calidad de las aguas residuales (ECAR), principalmente equipadas con un sistema toma de muestras, analizadores automáticos, sistema de adquisición, gestión y comunicación de datos, acontecimientos y alarmas al centro de control. Por otro lado, también incluye la integración y automatización de 8 estaciones depuradoras de agua residual (EDAR), 9 estaciones de bombeo (EBAR) y de 21 puntos de control de descarga del sistema unitario (DSU).

Tanto la nueva implantación como la integración garantizarán la supervisión, control y gestión remota del sistema, así como la gestión de alarmas posibilitando una rápida actuación de mantenimiento.

Asimismo, se creará un centro de control para la recepción y explotación de datos recibidos de todas las instalaciones que se integrarán a la red de telecontrol, al cual se podrá acceder de forma local o vía web desde Internet.

El sistema, que está previsto que entre en funcionamiento a partir del mes de septiembre iniciándose el periodo de mantenimiento integral, permitirá:

• Visualizar los datos y gráficas, en continuo y en tiempo real, de los parámetros pH, temperatura, conductividad, oxígeno disuelto, potencial redox, turbidez, materia orgánica y caudal. Complementariamente se han instalado, estratégicamente en las ECAR y en fase experimental, analizadores de hidrocarburos, DBO y amonio.
• Evaluar la carga másica contaminante de las aguas residuales a diferentes puntos estratégicos del sistema de saneamiento y calificarla respecto la normativa vigente.
• Recoger automáticamente muestras de agua residual en diferentes puntos de la red de colectores en alta en el momento que se detecte un episodio de contaminación, a fin de poder determinar su origen y, posteriormente, efectuar un exhaustivo análisis en el laboratorio.
• Determinar los umbrales de alarma que faciliten la toma de decisiones en la gestión de la depuradora, con los claros objetivos de conseguir una óptima eficiencia y garantizar el correcto servicio de la planta.
• Establecer planes de reducción de contaminantes específicos y actuaciones focalizadas a sectores industriales concretos.
• Fomentar las buenas prácticas ambientales, centradas en las principales incidencias detectadas.
• Planificar las inspecciones y los controles periódicos y sus correspondientes medidas disuasorias correctivas y o/preventivas.

Bookmark and Share